Etcheves: la experiencia policial al servicio de la novela

Literatura | Planeta | 280 páginas | 99 pesos

Publicado en Yahoo Noticias

Florencia Etcheves es “la chica de TN”. Cualquiera que la vea, la reconoce por dar las noticias en el matutino de la señal de cable Todo Noticias. Especialista en casos policiales, acaba de sacar “La virgen en tus ojos”, una novela realmente atrapante que da cuenta de que la periodista maneja el género narrativo policial, del que es fanática, a la perfección.

La historia que cuenta Etcheves es terriblemente siniestra: dos amigas incondicionales mantienen una estrecha relación, hasta que una aparece asesinada en un caluroso verano que sólo era noticia por las altas temperaturas. Y terriblemente real: la sospechosa del homicidio es una de ellas.

La historia remite, inevitablemente, al caso del asesinato de Solange Grabenheimer en 2007, cuya principal sospechosa era su amiga Lucila Frend. El policial mantuvo la atención de todo el país, a tal punto que la absolución de Frend generó dudas, inquietudes y muchísimos interrogantes entre la opinión pública.

“La virgen en tus ojos”, un relato ficcional con ribetes y referencias disfrazadas, crea un universo de personajes inolvidables: Minerva y Gloriana, amigas inseparables. Francisco Juánez, encargado de investigar el caso. Fotógrafos molestos, que quieren hacer su trabajo pero se meten entre las pruebas. Fiscales indecisos.

A través de ellos, la novela ayuda a comprender mejor el modus operandi de los distintos poderes que influyen en los casos policiales, sin dejar de lado el aspecto literario: la pregunta por el “quién” va mutando a lo largo de la novela, el interrogante inicial se desdibuja cuando van pasando las páginas, para ser retomado sobre el final, que cierra la historia que, en la realidad, todavía deja puertas abiertas.

– Escribiste libros periodísticos sobre casos policiales, pero esta es tu primera novela. ¿Por qué elegiste este caso policial? ¿Qué tenía de literario para tratarlo? ¿Qué tenía de coyuntural?

– En realidad no lo elegí, fue una cuestión de curiosidad que me generó una historia en la que las protagonistas son mujeres y jóvenes. Y sobre todo la angustia que me provocaba no saber qué es lo que pudo haber pasado. Por eso decidí inventarlo.

– Cuando estaba por saberse si la amiga era culpable del asesinato, había una gran expectativa en el país. ¿Qué creés que significó este caso para la gente? ¿Por qué tanta atención?

– Creo que a la gente le generó la misma curiosidad que a mí. Es inevitable proyectar en uno las acciones que se le achacan a otros. Pura proyección.

– ¿Por qué tomaste la figura de la virgen que llora sangre para el título de tu novela?

– Tiene que ver con un lugar especial que queda en Ecuador. Es un santuario al que tuve la oportunidad de conocer. En ese lugar sentí algo especial y pensé que si alguna vez escribía una novela ese iba a ser el escenario. La virgen juega en el libro una cuestión de complicidad muy grande con una de las protagonistas… una identificación.

– A lo largo del libro hay referencias a casos policiales que fueron conocidos en la Argentina, como García Belsunce, pero disfrazadas. ¿Cómo te marcaron a vos los casos policiales que te tocaron cubrir a lo largo de tu carrera?

 

 

Florencia Etcheves debutó con su primer novela (Foto: Soledad Fernandez Arana)

 

Bueno, yo soy periodista, relato lo hechos. Creo que las marcas quedan en los protagonistas de esas historias. En este sentido, si tendría que decir algo me marcó a fuego, diría que la masacre de Cromagnon fue una cobertura que no pude olvidar, y las imágenes de esa noche vuelven a mi cabeza de manera recurrente. Pero sí, por ejemplo, a nivel periodístico, creo que el caso García Belsunce marcó un antes y un después en la crónica policial argentina.

– En una entrevista a Bayer, el autor dijo que, en su carrera, comenzó escribiendo policiales porque quería “conocer a la gente”, conocer su psicología, su forma de actuar. ¿Compartís esta visión? ¿Qué aprendiste de los policiales?

– Absolutamente, comparto la visión de Bayer. Trabajar con la muerte y con el dolor no es para cualquiera. Aprendí que no todos canalizan el dolor de la misma manera, pero sobre todo a respetar la forma elegida, sin cuestionar. En silencio y con respeto.

– ¿Qué autores literarios te gustan?

– Me gusta mucho Don Winslow y su manera de relatar todo lo relacionado con el mundo narco. También me gusta Laura Restrepo… sus personajes son insuperables.

– Con tus compañeros Mauro Szeta y Liliana Caruso cubren los casos policiales más importantes en “Todo Noticias”. ¿Pasó alguna vez que sus investigaciones derivaron en pruebas para la Justicia?

– Lo que pasa es que nosotros llegamos cuando la escena del crimen está servida. En varias oportunidades, testigos se nos acercaron a aportar detalles y los convencimos de que el lugar para hacerlo era la justicia. Prefiero no nombrarlos para preservarlos.

– Sos una de las periodistas que más hace fuerza porque la tragedia de Once esté en el centro de la escena.  ¿Por qué creés que hasta que no suceden “tragedias” estos casos no tienen repercusión cotidiana, mientras que quizás algún asesinato aislado tiene más cobertura que el mal funcionamiento de los servicios públicos?

– En el caso concreto de Once no es tan así. Si te fijás, desde hace años que los medios hacen notas sobre la manera salvaje en la que se viaja en los trenes. Estaba ahí, a la vista de todos. Menos de los funcionarios, parece. La tragedia de Once fue la crónica de una masacre anunciada.

Artículo original, en Yahoo Noticias

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s