Contundente informe del CELS: críticas a Milani en el año con más violencia institucional de la gestión kirchnerista

https://i0.wp.com/www.clarin.com/politica/Cesar-Milani-jefe-Ejercito_CLAIMA20141228_0018_27.jpg

 Publicado en Clarín papel el 22/05/15

Casos de gatillo fácil, detenciones ilegales, torturas en cárceles, desapariciones forzadas de personas, causas inventadas y ejecuciones sumarias engrosaron los indicadores en el último año de gestión kirchnerista. El Centro de Estudios Legales y Sociales, entidad presidida por Horacio Verbitsky, llegó a conclusiones muy críticas en su informe 2015 sobre los derechos humanos: el año pasado fue el que más violencia institucional tuvo desde 2003 a la actualidad. El principal blanco es la policía bonaerense y el jefe del Ejército, César Milani.

Según el CELS, la categoría “violencia institucional” fue la que más creció en los últimos años. Los números son contundentes: “Los registros indican que 154 personas fueron muertas por las fuerzas de seguridad en 2014 en la Región Metropolitana de Buenos Aires. Desde 2004 no se registraba un número tan alto”, explica en la página 270 del informe.

Además, entre 2013 y 2014 hubo un aumento de la tasa de encarcelamiento, que según se consigna, muchas veces incluyen causas inventadas. Y denotan ineficiencia en el modo de plantear el control del delito: “Para un paradigma que considere la vida como valor supremo, un aumento de la letalidad policial no muestra mayor actividad, sino menor eficacia, porque no se está cumpliendo el objetivo institucional de proteger la vida”.

Leé también: Por mes, cada preso cuesta 30.000 pesos

También se habla de “regresiones en la actuación del Estado ante los cortes de rutas y accesos”, y citan el caso de la protesta de los trabajadores de Lear ocurrida a medidados del año pasado. Critican fuertemente la portación de armas de fuego por parte de las fuerzas represivas en las manifestaciones.

Las tintas del CELS cargan, en este sentido, contra la bonaerense, fuerza que controla el gobernador Daniel Scioli, a través de su ministro de Seguridad, Alejandro Granados: “El Ministerio Público de la Provincia de Buenos Aires como engranaje de un sistema penal violatorio de derechos”. El caso Luciano Arruga, el joven de 16 años que estuvo desaparecido entre 2006 y 2014, es uno de los ejes del informe.

Verbitsky es uno de los principales críticos de a la precandidatura a presidente del gobernador bonaerense, resistido por gran parte del kirchnerismo más dogmático, entre ellos el grupo de intelectuales de Carta Abierta, que decidieron apoyar a su rival en la interna, Florencio Randazzo.

Leé también: Las cargadas de Randazzo a Scioli. “El proyecto se queda manco”.

Otro eje crítico del informe se encolumna en un reclamo que diversaso organizaciones de derechos humanos vienen haciendo desde hace tiempo: la designación del jefe del Ejército argentino, César Milani. Y lo hace de forma contundente: presenta los documentos que lo vinculan al terrorismo de Estado de la dictadura de Jorge Rafael Videla.

En el transcurso de más de 600 páginas hay también reconocimientos a las políticas de derechos humanos impulsadas por los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner: “Entre 2003 y 2015 luchas históricas del movimiento de derechos humanos fueron centrales en la agenda política, en especial la reapertura del proceso de justicia por los crímenes de lesa humanidad y su ampliación a los cómplices civiles. Algunas demandas surgidas en el contexto de la crisis de 2001, como la reforma del procedimiento para designar a los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el control de la actuación en las protestas sociales, dieron lugar a las medidas más interesantes de los primeros años del gobierno de Néstor Kirchner”.

El informe destaca, entre los avances, “la universalización de las políticas sociales, la transformación del sistema previsional y el cambio de paradigma, que implicaron leyes como las de migraciones, salud mental, matrimonio igualitario, protección integral a las mujeres y servicios de comunicación audiovisual”. Pero no le da el crédito exclusivo al kirchnerismo, sino que los explica también a partir de “la militancia de amplios sectores sociales organizados, de las luchas que los organismos de derechos humanos sostuvimos durante décadas y la decisión política de encarar reformas legislativas o institucionales”.

Lee también: Cristina pidió a “los 40 millones garantizar el respeto de los derechos humanos”

El informe, publicado por Siglo Veintiuno Editores, coincidió con el 35° aniversario de la creación del organismo, fundado por Emilio Mignone y Augusto Comte en plena dictadura militar.

Artículo original, en clarín.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s