Rock and Pop, 30 años de la primera radio moderna

Publicado en Revista Brando
La historia de la Rock and Pop
Número 113 – Agosto de 2015

 

Feedback

GRINBANK: “Dos animales de radio. Un programa con dos tipos con un empuje impresionante. En ese momento tenían mucha compatibilidad para jugar juntos. Después la misma evolución de ellos los hizo ir para lados distintos. Lo hacían con unas ganas impresionantes, con un compromiso muy fuerte. Mario y Ari tenían una interacción espectacular”.

En 1985, con el destape democrático, nacía la emisora que cambió los parámetros del aire: vanguardia, inclusión del oyente, liberación del discurso, espontaneidad, fantasía y sinsentido. Una fórmula infalible que se tradujo en programas que se volvieron íconos y que acá recuperamos en las voces de sus protagonistas.

ARI PALUCH: “Estos pibes laburan gratis, me ganan en el rating y trabajan hasta una noche buena”. Así pensaba Grinbank cuando hacíamos el programa en FM Okey, sin cobrar un mango, y por eso nos fue a buscar. A principios del ’87 debutamos en la Rock and Pop, y estaba tan nervioso que hice un informe sobre Madonna y dije “Maradona”. Desde lo musical, yo venía muy marcado por el rock sinfónico de Genesis, Yes, Alan Parsons. La diferencia era que, así como en otras radios no había lugar para pasar temas de 20 minutos, en Feedback nos podíamos dar el gusto de poner esas cosas. Eso ya empezó a marcar un quiebre con los programas de radio tradicionales. Escuchabas la Rock and Pop y parecía que estabas escuchando una radio profesional de fuera del país. Y segundo, desde lo informativo: venía el Indio Solari o Charly García a merendar al programa. Todos los grandes músicos querían estar. Las discográficas se morían porque los invitáramos, por eso nos íbamos de gira con las bandas también. Fue una experiencia magnífica. Feedback fue pionero y vanguardista. Era tan exitoso que cuando se terminó el programa, porque Mario y yo estábamos yendo por caminos distintos, la gente pensó que había sido una maniobra de Grinbank para tener cubiertas ocho horas y no sólo las cuatro del programa. Y la verdad es que no fue por eso: cuando Mario se iba de gira, yo hacía el programa que quería, y viceversa. Y fue buenísimo, porque ahí estuvo el laboratorio para hacer Maratón, que fue el programa que hice yo después en la Rock and Pop, y Mario para Malas Compañías.

Conducción: Ari Paluch y Mario Pergolini

Debut: 23 de abril de 1987

Final: 8 de septiembre de 1988

Horario: 15 a 19

El dato: El proyecto original venía de Radio Continental, cuando Ari Paluch tenía 23 años y Mario Pergolini 21. Las primeras entrevistas a músicos de la talla del Indio Solari o Gustavo Cerati fueron en Feedback. Los conductores, incluso, se turnaban para irse de gira con los músicos por separado.
Continuar leyendo

Raanan Rein: “Perón no era nazi, catapultó a los judíos a la vida pública argentina”

Raanan Rein, visepresidente de la Universidad de Tel Aviv. (Juan Manuel Foglia)

Publicado en Clarín.com

Derribar mitos es una de las tareas más codiciadas de los historiadores. Ante una afirmación repetida hasta el hartazgo, un documento que pruebe lo contrario suele funcionar como antídoto. Y si de peronismo se trata, hay una lista interminable de ideas que se han implantado en el ideario colectivo que demandan una revisión. Raanan Rein, vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv, visitó Buenos Aires para contarle a los argentinos que hay una idea insostenible: que Perón tenía simpatías con el nazismo y antipatías con el judaísmo. Y ofrece pruebas contundentes.

Los muchachos peronistas judíos (Sudamericana) es una investigaciónsobre los argentinos judíos y el apoyo al Justicialismo. Para indagar en esta relación entre peronismo y judaísmo, el autor primero repasa las razones por las cuales se erigió este mito de un Perón antisemita: “La neutralidad de la Argentina durante la Segunda Guerra Mundial, la entrada de criminales de guerra como Eichmann al país y ciertos apoyos de extrema derecha durante la campaña de Perón cristalizaron esta imagen”, detalla el historiador.

Pero inmediatamente aclara que “todas estas cuestiones pueden explicarse en su contexto histórico”, para concluir que las dos primeras presidencias de Perón fueron las que mejores vínculos diplomáticos tuvieron con el Estado de Israel en la historia argentina.

 En ningún momento Perón vio una contradicción entre la condición de argentinos y de judíos

Los muchachos peronistas judíos se convertirá, incluso, en un documental que lo mantiene ocupado reuniéndose con diversas instituciones judías en el país. Aquí, en diálogo con Clarín, un adelanto exclusivo de los temas más polémicos que trata el libro que saldrá a la venta en el país el próximo lunes.

Continuar leyendo

Los montoneros que “se quedaron” con Perón y le dijeron que no a las armas

Sudamericana | Ensayo | 272 páginas | 239 pesos

Publicado en Clarín.com

“Decía que, a través de estos veinte años, las organizaciones sindicales se han mantenido inconmovibles, y hoy resulta que algunos imberbes pretenden tener más méritos que los que lucharon durante veinte años.”
Juan Domingo Perón, 1 de mayo de 1974 

Los 70 siguen dando que hablar. Y que leer. El exilio de Perón, la proscripción del movimiento y su retorno agitaron las aguas de la política argentina y posicionaron a la juventud en el centro de la escena. La Tendencia Revolucionaria, partidaria de tomar las armas, encontró en la JP Lealtad un contrapeso inesperado a fines de 1973, y formuló un interrogante que dividió al peronismo en dos: ¿tomar las armas o “quedarse” con Perón?

En este agitado contexto, un hecho tuvo crucial importancia en la historia: el “Devotazo”, que rezaba “a cada guerrillero su fusil”, inauguró un álgido momento de legitimación de la violencia al interior de las juventudes peronistas. Pero fue a principios de 1974 cuando el brazo armado del peronismo empezó a ser cuestionado por muchos militantes. Y más aún cuando el asesinato de Rucci llegó como un flechazoque cortó la delgada línea que dividía a las distintas facciones.

Aldo Duzdevich, junto a Norberto Raffoul y Rodolfo Beltrami, publicó “La Lealtad: los montoneros que se quedaron con Perón”, un trabajo que repasa uno de los momentos más convulsionados al interior de la militancia peronista y vuelve a traer el interrogante setentista: ¿hasta dónde seguir la palabra de Perón? Y, sobre todo, ¿cómo acompañarlo o disentir? 

Desde la experiencia propia de la militancia, el autor indaga en las entrañas del peronismo revolucionario. A través de un minucioso trabajo, los autores compilaron 50 valiosos testimonios en más de 200 páginas.

Con la idea de que el doble filo de la militancia de los 70 (entre la revolución y la tragedia) aún repercute en la reflexión política argentina, “La lealtad” repasa la historia de las organizaciones que “se quedaron” con el líder durante esta época efervescente, y aquellos que vieron en las armas el único camino para continuar y a la vez superar al conductor del movimiento, Juan Domingo Perón.
Continuar leyendo

El pato de los torrentes, la joya patagónica perseguida por un biólogo

Con sus fuertes patas, el pato de los torrentes no solo es capaz de nadar en los ríos de montaña, sino también aferrarse de las rocas y pararse, a pesar de la corriente. (Gerardo Cerón)

Publicado en Clarín.com
“El 70 por ciento del tiempo de mi trabajo me la paso haciendo lo que haría cuando estoy de vacaciones”, cuenta Gerardo Cerón. No es poco. Disfrutar de la actividad laboral debe ser una de las metas más codiciadas por los profesionales del siglo XXI. La respuesta a cómo llegó a ser tan afortunado tiene su origen una década atrás, cuando era apenas un estudiante de biología en la Universidad del Comahue y una profesora le propuso investigar un tema: el pato de los torrentes.Por él, Gerardo puede pasar semanas viviendo en una carpa en el medio de la montaña para estudiarlo. ¿Qué tiene este plumífero para captar tanto su atención?

Merganetta armata (tal es su nombre científico) es un pato único en la cadena evolutiva: por fuera, se puede ver un ave de mediano tamaño, más bien pequeña, que presenta llamativos colores. Pero evolutivamente hay algo que la hace única: “Es el ave mejor adaptada en todo el mundo a vivir en ríos y arroyos de aguas rápidas. Soporta las fuertes corrientes mejor que cualquier otra ave en el mundo y puede bucear en ellas”, explica Cerón. Taxonómicamente es el único representante del género Merganetta. Aunque le sobran títulos, es una especie poco conocida se encuentra amenazada de extinciónen Argentina y en otros países donde habita.

El pato de los torrentes es, según cuenta Cerón, un objeto de estudio muy interesante. Este joven investigador del Conicet de 30 años le dedica su vida: puede estar días a la orilla de un río para encontrarlo. Y, si bien disfruta de su trabajo, quedaba un 30 por ciento por explicar de la parte que no considera vacaciones: “Me pasó de todo tratando de anillarlas. Me enfermé por meterme al agua a diez grados bajo cero en invierno con 90 centímetros de nieve, dos centímetros de hielo debajo de las rocas… Me fisuré una rodilla y fuí arrastrado por el río más de una vez”, cuenta.

De hecho, para ver al pato por primera vez tuvo que esperar siete meses, saliendo a buscarlo dos veces por semana. Ahora, en cambio, lo encuentra mucho más rápido, y ha desarrollado estrategias para estudiarlo in situ.
Continuar leyendo

Hay un radar en tu cielo

Publicado en Revista Brando

Monitorear los cielos. No dejarlos librados a ningún tipo de azar. Las razones para tener el firmamento controlado son, fundamentalmente, tres: ordenar el tránsito de aviones comerciales, predecir el clima y defender la soberanía nacional. Sobre todo esto último, en el marco del creciente problema de narcotráfico en Argentina. Hasta 2003, solo el 15% del espacio aéreo nacional estaba cubierto por información de radar. Hoy, en algunos casos, esa cifra alcanza el 95%. En el medio, hubo dos factores esenciales: se decidió fabricar los radares en el país y se lanzó, en 2011, el Operativo Escudo Norte, cuyo objetivo principal es controlar qué aviones no identificados ingresan al país por esa frontera.

Existen dos tipos de radares: los primarios y los secundarios. Estos últimos son los que controlan el tránsito aéreo comercial. Como la radiofrecuencia de estos radares no tiene la potencia suficiente para llegar al avión, rebotar y volver al centro de control, necesitan de un transponder, un instrumento que poseen los aviones comerciales y privados legales que recibe señales de los radares secundarios, y responde. Por esta razón, se suele llamar interrogadores a los secundarios. Hay veintidós en todo el país.

Los radares primarios, en cambio, tienen suficiente energía como para detectar el avión, volver hacia el radar y analizar la información en un radio de aproximadamente cuatrocientos kilómetros. Pero para un buen control del espacio aéreo son necesarios los dos. Lo explica Hugo Albani, vicepresidente del Directorio de Invap, hoy a cargo de la construcción de los radares: “Si uno lo quiere poner en términos de amigo-enemigo, que no es el caso, pero es ilustrativo, los secundarios son para los amigos y los primarios para los enemigos, porque un enemigo no devuelve la señal para decir dónde está”.
Continuar leyendo

El mapa de las lealtades políticas: así está la Provincia de Buenos Aires

Daniel Scioli, encabezó  un acto en Hurlingham. (Telam)

“Hay dos clases de lealtades. La que nace del corazón, que es la que más vale, y la de los que son leales cuando no les conviene ser desleales”.
(Juan Domingo Perón)

Publicado en Clarín.com

La lealtad, principio fundacional de la doctrina Justicialista de Juan Domingo Perón, es un capital político que se pone en juego en toda elección. Cada dos años, en la provincia de Buenos Aires, mayor distrito electoral del país, esa palabra suena con fuerza y se repite a medida que los días se tachan en el calendario electoral. Allí, como decía el General, se bifurcan los caminos entre los leales de corazón y los otros que pregonan ese sentimiento porque “no les conviene ser desleales”.

Esas contradicciones pudieron verse en la fuga de intendentes del massismo, que rompieron con el Frente Renovador, y trastocaron la fisonomía de las lealtades en la Provincia de Buenos Aires en apenas dos años. Katopodis, Othacehé, Guzmán, Zúccaro, Eseverri y Bolinaga pegaron el portazo durante los últimos dos meses, y el ruido se sintió en todo el territorio bonaerense.

Leé más:  Scioli, en Clarín: “Para que les quede claro: siempre he ejercido el poder en plenitud absoluta”

Cuando Sergio Massa ganó las elecciones legislativas de 2013, una gran cantidad de intendentes lo apoyaba: Pilar, Escobar, Merlo, Malvinas Argentinas, San Martín, San Fernando, San Isidro, Olavarría y Arrecifes estaban bajo control del diputado y precandidato presidencial por el Frente Renovador.

Leé más: Massa: “Scioli es un gobernador decorativo, el peor que tuvo la democracia desde 1983”

Screenshot_2

Clic sobre el mapa para abrir Google Fusion Tables y sobre el distrito para conocer municipio, intendente y partido político.

Continuar leyendo

Los Kennedy que la historia olvidó: argentinos y revolucionarios

Mario, Eduardo y Roberto Kennedy: una historia olvidada del litoral rioplatense

Publicado en Clarín.com

Suele irme tan mal que, cuando me va bien, me da miedo”
Hipólito Yrigoyen

Hablar de los Kennedy remite a John Fitzgerald y la concatenación de calamidades que su familia sufrió durante el siglo XX. Pero el apellido tiene una acepción nacional desconocida, una historia de héroes frustrados, que permanece casi oculta para el ideario popular argentino. Mario, Eduardo y Roberto Kennedy, descendientes de irlandeses que hasta podrían estar emparentados con el histórico presidente norteamericano, fueron tres hermanos entrerrianos que intentaron hacer una revolución contra el primer presidente de facto argentino, José Félix Uriburu.Pero fallaron y, claro, el bronce de la historia nunca brilló para ellos.

Corría 1932 cuando Hipólito Yrigoyen pasaba sus días preso en la Isla Martín García. El Comité Antipersonalista, la Unión Cívica Universitaria y las duras editoriales del diario “Crítica” de Natalio Botana habían jugado en contra de “El Peludo”, como le decían, para abrazar el golpe de 1930. El plan de los hermanos Kennedy era liberarlo para traerlo de nuevo al poder. Para esto, resignaron sus cómodas vidas, sus familias y planearon un complot desde La Paz, sin contar con un malentendido que les hizo cambiar los planes sobre la marcha. “Se vende la hacienda”, era la señal de luz verde para activar el plan, pero un temerario telegrafista se interpuso en el camino.

Exiliados y perseguidos por aire, tierra y mar, los Kennedy entrerrianos llegaron a tomar las armas con un único objetivo: recuperar la democracia arrebatada al sobrino de Leandro N. Alem.

Su historia pasó al olvido, pero ahora el escritor Jorge Repiso la plasmó en una novela que recupera esta poco conocida crónica (Los Kennedy Tres hermanos que casi cambiaron la historia, Emecé, 179 pesos). Una crónica que tiene como telón de fondo los inicios del radicalismo, el cabildeo más feroz de principios del siglo pasado y la camaradería de tres hermanos que, hace mucho tiempo, lucharon por la joven democracia argentina.

Continuar leyendo