El pato de los torrentes, la joya patagónica perseguida por un biólogo

Con sus fuertes patas, el pato de los torrentes no solo es capaz de nadar en los ríos de montaña, sino también aferrarse de las rocas y pararse, a pesar de la corriente. (Gerardo Cerón)

Publicado en Clarín.com
“El 70 por ciento del tiempo de mi trabajo me la paso haciendo lo que haría cuando estoy de vacaciones”, cuenta Gerardo Cerón. No es poco. Disfrutar de la actividad laboral debe ser una de las metas más codiciadas por los profesionales del siglo XXI. La respuesta a cómo llegó a ser tan afortunado tiene su origen una década atrás, cuando era apenas un estudiante de biología en la Universidad del Comahue y una profesora le propuso investigar un tema: el pato de los torrentes.Por él, Gerardo puede pasar semanas viviendo en una carpa en el medio de la montaña para estudiarlo. ¿Qué tiene este plumífero para captar tanto su atención?

Merganetta armata (tal es su nombre científico) es un pato único en la cadena evolutiva: por fuera, se puede ver un ave de mediano tamaño, más bien pequeña, que presenta llamativos colores. Pero evolutivamente hay algo que la hace única: “Es el ave mejor adaptada en todo el mundo a vivir en ríos y arroyos de aguas rápidas. Soporta las fuertes corrientes mejor que cualquier otra ave en el mundo y puede bucear en ellas”, explica Cerón. Taxonómicamente es el único representante del género Merganetta. Aunque le sobran títulos, es una especie poco conocida se encuentra amenazada de extinciónen Argentina y en otros países donde habita.

El pato de los torrentes es, según cuenta Cerón, un objeto de estudio muy interesante. Este joven investigador del Conicet de 30 años le dedica su vida: puede estar días a la orilla de un río para encontrarlo. Y, si bien disfruta de su trabajo, quedaba un 30 por ciento por explicar de la parte que no considera vacaciones: “Me pasó de todo tratando de anillarlas. Me enfermé por meterme al agua a diez grados bajo cero en invierno con 90 centímetros de nieve, dos centímetros de hielo debajo de las rocas… Me fisuré una rodilla y fuí arrastrado por el río más de una vez”, cuenta.

De hecho, para ver al pato por primera vez tuvo que esperar siete meses, saliendo a buscarlo dos veces por semana. Ahora, en cambio, lo encuentra mucho más rápido, y ha desarrollado estrategias para estudiarlo in situ.

Pero sin dudas uno de los aspectos que más atrajo la atención de Cerón es su estado de conservación. Si bien la localización geográfica del pato es muy amplia – habita la zona cordillerana, desde Tierra del Fuego hasta Venezuela, siempre en las zonas de ríos de aguas rápidas-, en la Patagonia se encuentra expuesto a un altísimo peligro de extinción. Esto se debe a la presencia del visón americano: un voraz animal que, aunque simpático, es responsable en gran parte de de la disminución de las poblaciones de estas aves en el sur.

“El visón fue introducido con fines peleteros en el país, para hacer tapados con sus pieles. Hace muchos años se hicieron criaderos en diferentes puntos de la Patagonia, de donde se escaparon o fueron liberados cuando cayó el precio en el mercado. El problema es que el visón es un hábil predador de aves acuáticas, alimentándose de huevos, pichones y adultos del pato de los torrentes“, explica Gerardo. Junto al visón, hay otro factor que incide en sus bajas poblaciones, y tiene que ver con la falta de agua en arroyos cordilleranos debido al calentamiento global. Por esto, el biólogo está en plena campaña de protección de esta especie, que considera “la punta del iceberg” de un problema muchísimo mayor.

El visón, principal predador del pato de los torrentes (Foto: Santiago Sainz-Trápaga)

En cuanto al ave en sí, lo que más llama la atención a los pocos biólogos que lo estudian y a los documentalistas es la adaptación de esta especie: “No se entiende bien cómo está emparentado con el resto de los patos, es muy raro, porque suelen suele vivir en lagunas, tranquilos y sin sobresaltos”, explica Cerón a Clarín. Y agrega: “El de los torrentes, en cambio, necesita de las correntosas aguas de los ríos de montaña para sobrevivir“. Estas características hacen que estas aves estén captando la atención de cineastas y científicos, haciendo que de a poco se vaya haciendo más conocida en el mundo de los amantes de la naturaleza.

Por estas y otras razones, la BBC consideró dedicarle un episodio en el marco de una serie de documentales que está grabando en la Patagonia argentina (saldrá a partir de octubre de este año). El pato no es conocido en el mundo sajón, y por esta razón Gerardo los guió por los ríos patagónicos para encontrarlo.

FOTOGALERÍA EN HD: Las mejores imágenes del pato de los torrentes

Durante semanas, Gerardo colocó un hide (refugio camuflado) al costado del río en una cascada cercana al Lago Correntoso (uno de los del recorrido de los siete lagos, cerca de Villa La Angostura y Villa Traful). Así pudo encontrar el momento justo para que la lente de la cadena británica tome las mejores imágenes, para el documental que se llamará “Patagonia”. Este año, vienen otra vez al país a filmar de Silverback, una compañía del nivel de la BBC, pero para una serie de trabajos sobre la naturaleza y la vida salvaje que saldrán en en 2020 y que tendrá un calibre mucho mayor.



Ahora bien, ¿cuál es, entonces, la importancia de este pato y de los estudios que Cerón realiza? Hay que aclarar que el pato de los torrentes no es un “ingeniero ecosistémico” –aquellas especies sin las cuales el entorno se modificaría sustancialmente, como pueden ser las lombrices que oxigenan la tierra-. Sin embargo, su conservación es clave para concientizar a la población. Por esto, se la considera una “especie bandera”.

“Esto significa que es un ave muy carismática que sirve para generar movimientos de conservación. Protegiéndola se protege su ambiente, que son las nacientes de importantes cuencas hídricas, reservorios de biodiversidad y agua potable, patrimonio de toda la humanidad”, detalla Cerón, que difunde información en una página de Facebook. Esto provoca un efecto dominó: al proteger las cuencas, se preserva la diversidad biológica, los bosques, las montañas y todos los seres vivos que allí habitan. Y, sobre todo, el agua como recurso: el pato de los torrentes podría tener un rol clave durante los próximos años en la fisonomía de la Patagonia argentina.

Artículo original, en Clarín.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s