El ritual de la Pachamama se realizará por primera vez en el Obelisco

Pachamama en el Obelisco | Sábado 27 de agosto de 2016Publicado en Clarín

La Ciudad de Buenos Aires vivirá un ritual atípico este sábado. Su ícono más representativo será testigo de un rito ancestral del norte del país, cuando comunidades indígenas realicen por primera vez en la historiael culto a la Pachamama a metros del Obelisco. Con la idea de integrar a las colectividades de los pueblos originarios a la gran urbe, bandas de música, autoridades locales y vecinos mezclarán culturas en 9 de Julio y Lavalle. Buscando, eso sí, un pedazo de tierra en medio de un paisaje color gris cemento para poder alimentar a “la Pacha” con papas, quínoa, maíz y cerveza.

Natalia Sarapura es, en gran parte, la responsable del traslado del ritual que arrancará a las 13 horas con bandas en vivo, artesanías jujeñas y comidas típicas. Secretaria de Pueblos Indígenas del Gobierno de la Provincia de Jujuy, asumió el desafío de organizar la original propuesta. “Hacerlo en otro espacio es entender que la madre naturaleza es de todos, y que todos somos hijos de la tierra. Que, a pesar de todas las formas de colonización, hemos mantenido nuestra filosofía y que la podemos expresar. También en el centro de Buenos Aires”, cuenta a Clarín con la vista puesta en el Obelisco. A las 16 se hará la tradicional ofrenda.

Hacerlo en la Ciudad de Buenos Aires no deja de ser un desafío para Sarapura. Según cuenta, la apertura de la ofrenda es un debate que durante la década del 90 tuvo lugar al interior de las comunidades originarias, no sólo del Norte, sino de todo el país. Sucede que, ante el avance del paisaje pavimentado y el exceso de publicidades luminosas, Buenos Aires podría representar lo contrario a lo que su comunidad entiende por el respeto a la Pachamama. “El discurso durante los 90 era que habíamos logrado integrar a las comunidades indígenas al país. Ese era al pensamiento y el sentimiento de un gran sector de la sociedad. Y una pregunta que nos hacíamos era cómo lograr que se tome conciencia de que los pueblos indígenas no sólo existíamos, sino que no éramos una minoría. Una decisión de nuestros mayores fue abrir nuestro ritual con la madre tierra a los espacios públicos: a la gente, las plazas, los dirigentes políticos”, explica.
Continuar leyendo

Trial And Error: President Mauricio Macri’s Political Strategy

Publicado en The Bubble

Ever since he took office, President Mauricio Macri has enacted policies, only to backpedal on them, time and time again. At first, this was seen as a show of humility. But now some people are wondering if this could be a sign of ignorance and improvisation. The tarifazo, or steep rate hikes, is proof of this.

One of the things the opposition used to hate about former President Cristina Fernández de Kirchner was her tenacity when it came to decision making. When she had to decide on something, she acted with an iron fist, without any hesitation. Fútbol para Todos (the nationalization of Argentine football) and the State takeover of Aerolíneas Argentina and oil company YPF were just some examples of the tough choices she made. They showed her strength.

What Kirchnerites saw as a virtue — a strong government making strong decisions — however, the opposition saw as an authoritarian bent. But the Macri administration may need a little more of it, instead of constantly going back on its decisions. This kind of “backwards strategy,” at first seen as humility and as a Zeitgeist change, may sooner or later crack the new administration.

A Different Strategy

Since Macri took office, the administration has focused on accomplishing one of its main campaign promises: getting the country out of the grieta, or deep political divide. In order to accomplish this task, Macri opted to show that one his objectives in the Casa Rosada was to “learn” about how to rule. This was seen as humility, or him keeping a low profile. He was distancing himself from Cristina’s manner of governing.

But soon thereafter, we began seeing a strange turn of events: Macri started to go back on his decisions. From little things (tweeting about not going to a political rally and then showing up as if nothing had happened) to critical ones (increasing service rates in a trial-by-error kind of way). This was the moment when the Macri administration’s storytelling started to show its flaws.

“These actions [the tarifazo] in particular reveals a lack of foresight or disdain regarding reactions. Macri seems to make decisions with no full analysis of the impact, but at the same time shows big flexibility to change them,” says Andy Tow, a political scientist at the National Congress. And, according to him, this is not something random: “But I also think that this is a test strategy, of seeing how much the rope can be pulled, always having white out on hand: if it flies, it flies.”

Continuar leyendo

Qué fue “La noche de las corbatas”, otro oscuro episodio de la dictadura militar del 76

De izqquierda a derecha, Tomás Fresnada, Aníbal Nasiff, el "Pacha" Tobalina y dos ayudantes en la herrería (Archivo familiar - RHM)

Publicado en Clarín

Jorge Candeloro era uno de esos abogados que se quedaban en las tomas de fábricas que hacían los obreros. Entendía que para ser abogado laborista no bastaba con conocer la ley: había que “embarrarse”. La defensa de los derechos de los trabajadores se realizaba desde la línea de montaje y las canteras donde los obreros pasaban la mayor parte del día. Y también entendía, claro, los riesgos que esto implicaba en 1977. Una boca de lobo que, dentro de la autodenominada “guerra contra la subversión”, se tragaba especialmente la clase obrera argentina. Y en consecuencia a quienes intentaban defender sus derechos: “Esta es la noche de las corbatas, pero resulta que ahora los que administramos Justicia somos nosotros”, fue lo último que el abogado Candeloro escuchó poco antes de morir.

La “noche de las corbatas” (Aguilar | 288 páginas |269 pesos) se trata de otro episodio más del golpe militar de 1976 que, a medida que va pasando el tiempo, va absorbiendo los puntos de sutura de la sociedad argentina. A través de la memoria, los testimonios y los documentos, la investigación de Felipe Celesia y Pablo Waisberg reconstruye lo que sucedió entre el 6 y el 8 de julio de 1977 con un grupo de abogados políticamente activos y sin participación en la lucha armada setentista.

Formados en el maoísmo, el peronismo ortodoxo y la corriente de izquierda peronista, hombres como Norberto Centeno, Tomás Fresneda, Salvador Arestín y Raúl Alais se involucraban en la defensa de los derechos laborales. Desde atender reclamos como los de los obreros del pescado que exigían una silla para no trabajar de pie, hasta la redacción de la Ley de Contrato de Trabajo. Centeno y Candeloro tuvieron la representación de la mayoría de los gremios de la CGT marplatense y nacional, como Alimentación, Petroleros, Luz y Fuerza, y Ferroviarios, entre otros.

La investigación narra otra de las “noches” de la dictadura militar de 1976, quizás menos conocida que la de los Lápices o los Bastones Largos de 1966. Con ella queda puesto de una vez más que el golpe militar tuvo como uno de sus principales objetivos atacar a la clase que es, en última instancia, el motor del país: los trabajadores.

Continuar leyendo