Joe Russo, codirector de “Avengers: Infinity War”: “Queremos que el público se sienta conflictuado”

Publicado en Clarín

Tiene más de mil cómics. Algunos de ellos, en una caja fuerte. Joe Russo se crió junto a su hermano Anthony entre superhéroes, y haber desembarcado juntos en los estudios de Marvel en 2014 con la secuela de Capitán América fue un sueño cumplido pero también una responsabilidad: en ningún momento dudaron de que le tenían que imprimir su sello.

Ambos recogieron el legado de Joss Whedon, el director y guionista de las dos películas anteriores de Avengers que reunieron a los superhéroes más memorables de la franquicia (la homónima de 2012 y Age of Ultron, de 2015) con el desafío de coordinar a 76 personajes (según Chris Hemsworth, Thor) de los cuales muchos son protagonistas.

Con críticas elogiosas, pero sobre todo asombradas, el ensamble fue trabajoso: un gran rompecabezas de personajes y trama que se tradujo en un pizarrón gigante con imanes, anotaciones y reescrituras.

Habló con Clarín, invitado por Disney a un evento de prensa realizado a comienzos de mes en Ciudad de México para promocionar el nuevo film.
Continuar leyendo

Advertisements

Mark Ruffalo: “Si no les molesta un Hulk con canas, podría hacer el personaje unos 10 años más”

Publicado en Clarín

Hace unos seis años, cuando los amigos de sus tres hijos iban a su casa, no lo podían creer.

Bruce Banner se paseaba de la cocina al living y era casi imposible no pedirle que se transformara en Hulk. Aún hoy le sigue pasando, aunque un poco menos: el mundo ya se acostumbró a que él, Mark Ruffalo, un hombre tímido, sencillo y con cara de buen tipo, sea también el gigante destructor que Marvel creó en 1962.

Tan tímido, que cuando Joe Russo, uno de los dos directores de la esperada tercera película de Avengers, lo presenta como a su “héroe favorito en el mundo”, se pone incómodo y agacha la cabeza. No puede sostener la mirada en la conferencia de prensa que se hizo en Ciudad de México a principios de mes para promocionar Infinity War, la tercera entrega del gigantesco universo de superhéroes de Marvel.

Fue en el comienzo de un tour que arrancó en México, San Pablo y Londres. Y que tiene cita en Los Ángeles con gran parte del impresionante elenco hoy (en Argentina se estrena el 26 de abril).

Mark Ruffalo, junto a Joe Russo, director junto a su hermano Anthony de Infinity War, en México. (Marvel Studios)

Mark Ruffalo, junto a Joe Russo, director junto a su hermano Anthony de Infinity War, en México. (Marvel Studios)

Se trata de una puesta en escena sin precedentes, con 76 personajes de la franquicia, en el año en el que se cumple el décimo aniversario del Universo Cinematográfico Marvel. Una reunión de superhéroes de distintos universos para derrotar a un enemigo común, Thanos.

Con insoportables rumores sobre la muerte de uno de los vengadores.

Mano a mano con Clarín en Ciudad de México, Ruffalo contó no sólo lo que se viene en esta colisión de mundos y personajes, sino cómo se siente con un personaje que ya le encanta. “Si no les molesta un Hulk con algunas canas, podría hacerlo unos diez años más”.

Continuar leyendo

Nadia Murad fue esclava sexual de ISIS y se escapó: “Aún hay cientos de mujeres y chicos cautivos”

Publicado en Clarín

─¿Te vas a convertir al islam? Si lo hacés, podés quedarte.

Ella negó con la cabeza.

─OK. Entonces subí al colectivo con todas las demás.

Nadia Murad Basee Taha terminaba de sellar su destino: pasaría a ser otra sabaya, una esclava sexual de ISIS, el grupo terrorista autodenominado “Estado Islámico”.

Sólo le faltaba conocer a su “dueño”. Había tenido la última oportunidad antes de subir a ese micro, pero sus principios eran más fuertes: nunca renunciaría a ser yazidí.

Los yazidíes son una de las minorías no musulmanas que peor la han pasado en la zona de Irak y Siria donde opera ISIS.

Han sido perseguidos históricamente y, durante los últimos años, masacrados. ISIS no les perdona que crean en la reencarnación, que tengan tradición oral (sin un libro sagrado) o que adoren a Melek Taus, el “Ángel Pavo Real”, la deidad central de su fe.

Melek Taus, o

Melek Taus. (Wikimedia Commons)

 

El 3 agosto de 2014, durante las primeras horas de la mañana, los sueños de Nadia se empezaron a resquebrajar. ISIS había llegado para asesinar a toda su familia en Kocho, su aldea natal. Y a los 19 años ella pasaría de mano en mano de terroristas, como una mercancía.

Desde que se negó a abandonar su identidad yazidí, el cuerpo de Nadia tuvo precio. Y nunca más de 20 dólares.

La primera vez que vio a un soldado del “Estado Islámico” fue a 6 días de la ocupación. Se había quedado sin agua y sin harina, y salió a escondidas. Tenía miedo hasta de su propia sombra.Entró en lo de un vecino, tomó lo que necesitaba y se fue.

Mientras volvía escuchó a 2 militantes de ISIS que hablaban de destrucción total, fusilamiento de todos los hombres y esclavización sexual de todas las mujeres, esas “sucias infieles”.

Detrás y desde la izquierda: su cuñada Jilan, su cuñada Mona, su madre, su sobrina Baso y su hermana Adkee. Delante, Nadia con sus sobrinas Maisa, Kathrine y Nazo, en su casa de Kocho, en 2014. (Gentileza Mondadori)

2014: Nadia y las mujeres de su familia, en Kocho. (Gentileza Penguin Random House)

 

Querían borrar a los yazidíes del mapa con conversiones forzadas, violaciones y asesinatos.

Tenían una serie de fetuas propias (decretos religiosos que en este caso, según especialistas musulmanes, no tenían nada de islámicos) y se permitía violar sistemáticamente a las yazidíesHasta tenían un manual para someterlas.

​En 2014 Naciones Unidas registró 5.000 asesinatos de hombres yazidíes en el norte de Irak.

Nadia, la menor de 11 hermanos, fue capturada, traficada, humillada, quemada con cigarrillos y torturada durante 2 años.

Logró escapar cuando su captor se olvidó una puerta abierta. Y hoy cuenta su historia en Yo seré la última (Mondadori, 368 páginas, 439 pesos), un libro recientemente editado en la Argentina.

Nadia, en Naciones Unidas. (Reuters)

Nadia, en Naciones Unidas. (Reuters)

 

Ahora vive como refugiada en Alemania, desde donde lleva adelante un reclamo por justicia junto a Amal Ramzi Clooney, la abogada especialista en derechos humanos que defendió a Julian Assange, el fundador de Wikileaks, y además está casada con el actor George Clooney.

Amal logró, luego de muchas frustraciones, una resolución histórica del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que crea un equipo de investigación para recabar pruebas de los crímenes cometidos por ISIS.

Y Nadia continúa su lucha para que los hombres que la secuestraron y mataron a su familia enfrenten un juicio. Este es el diálogo que mantuvo con Clarín vía correo electrónico.

Continuar leyendo