Mark Ruffalo: “Si no les molesta un Hulk con canas, podría hacer el personaje unos 10 años más”

Publicado en Clarín

Hace unos seis años, cuando los amigos de sus tres hijos iban a su casa, no lo podían creer.

Bruce Banner se paseaba de la cocina al living y era casi imposible no pedirle que se transformara en Hulk. Aún hoy le sigue pasando, aunque un poco menos: el mundo ya se acostumbró a que él, Mark Ruffalo, un hombre tímido, sencillo y con cara de buen tipo, sea también el gigante destructor que Marvel creó en 1962.

Tan tímido, que cuando Joe Russo, uno de los dos directores de la esperada tercera película de Avengers, lo presenta como a su “héroe favorito en el mundo”, se pone incómodo y agacha la cabeza. No puede sostener la mirada en la conferencia de prensa que se hizo en Ciudad de México a principios de mes para promocionar Infinity War, la tercera entrega del gigantesco universo de superhéroes de Marvel.

Fue en el comienzo de un tour que arrancó en México, San Pablo y Londres. Y que tiene cita en Los Ángeles con gran parte del impresionante elenco hoy (en Argentina se estrena el 26 de abril).

Mark Ruffalo, junto a Joe Russo, director junto a su hermano Anthony de Infinity War, en México. (Marvel Studios)

Mark Ruffalo, junto a Joe Russo, director junto a su hermano Anthony de Infinity War, en México. (Marvel Studios)

Se trata de una puesta en escena sin precedentes, con 76 personajes de la franquicia, en el año en el que se cumple el décimo aniversario del Universo Cinematográfico Marvel. Una reunión de superhéroes de distintos universos para derrotar a un enemigo común, Thanos.

Con insoportables rumores sobre la muerte de uno de los vengadores.

Mano a mano con Clarín en Ciudad de México, Ruffalo contó no sólo lo que se viene en esta colisión de mundos y personajes, sino cómo se siente con un personaje que ya le encanta. “Si no les molesta un Hulk con algunas canas, podría hacerlo unos diez años más”.

─Tu familia, ¿ya se acostumbró a que seas Hulk?

─Pensé que, después de seis años, se iban a cansar del personaje. Pero cuando escucho a mis hijos hablando de mí con sus amigos, todavía están muy entusiasmados. Sólo me hablan de eso. La realidad es que no se sabe quiénes van a sobrevivir a esta Infinity War y sabés que no te puedo decir nada a vos ni a nadie, pero mi hijo… Por Dios. “Papá, tenés que seguir haciendo estas películas, tenés que vivir, por favor que no se muera Hulk. ¡Me tenés que decir si vivís o no!”, me dice. Te juro que me siento en la CIA, no puedo decir absolutamente nada.

─¿No logran sacarte nada de información?

─Yo les digo que prefiero no decirles para que no tengan que cargar con ese peso encima y que los amigos le pregunten todo el tiempo quién se muere. No quiero que tengan esa presión.

─¿Qué es lo que más disfrutás de hacer de Hulk?

-La expansión del personaje. Lo lejos que lo llevamos desde la primera Avengers (2012) hasta hoy. Cómo cambia su personalidad y cómo empujamos los límites de la franquicia. Por ejemplo, al principio Hulk no hablaba y en Thor Ragnarok, sí. Se fue “humanizando” esa bestia. Hemos aprendido más de Hulk con el paso del tiempo.

─De hecho, hasta tiene unas pequeñas canas el Hulk de Ragnarok.

─Canas que te darás cuenta de dónde salen (se señala el pelo).

Con Infinity War, mucha gente va a estar molesta

Mark Ruffalo

─¿Ya te familiarizaste con la idea de hacer un personaje hecho totalmente por computadora (CGI)?

─Todavía me es muy difícil, lucho contra el personaje. Y me frustro mucho.

─¿Por qué?

─Porque tiene muchas limitaciones actuar así, te volvés muy vulnerable: no hay vestuario, no hay maquillaje. No hay nada para apoyarte, es un trabajo de disciplina física. Y eso puede ser muy frustrante.

El Increíble Hulk de Ruffalo, hecho completamente por CGI. (Marvel Studios)

El Increíble Hulk de Ruffalo, hecho completamente por CGI. (Marvel Studios)

 

─Cuando hacías audiciones para tus primeros papeles tenías problemas para manejar tu ira. ¿Hulk cristaliza un poco tu carrera?

─Sin dudas, es una buena síntesis de toda la energía que tengo y tuve en el pasado. Me puedo enojar, de hecho, vengo de unafamilia italiana con mucho carácter, lo tengo en la sangre y lo vi en mi familia mientras crecía. Pero también mucho amor: todos los aspectos están en esa dualidad de Banner y Hulk, por eso son personajes con los cuales me fui sintiendo más cómodo con el paso del tiempo.

El personaje de Bruce Banner, junto a Capitán América (Chris Evans). (Marvel Studios)

El personaje de Bruce Banner, junto a Capitán América (Chris Evans). (Marvel Studios)

─-¿Fue divertido el rodaje con tantos protagonistas para esta nueva Avengers?

─¡Increíble! Nos conocemos hace mucho tiempo y es muy relajado el set. Los actores somos seres muy emocionales, y eso puede hacer a veces que un rodaje se torne en un lugar incómodo. Pero nosotros, la verdad, nos queremos mucho, hay mucha camaradería. Como actor sos más una persona solitaria, si te ponés a pensar. Es una travesía que se hace solo, y encontrarnos en un set con tanta calidez fue un don inesperado en esta etapa de mi carrera.

─¿Alguna clave para que funcione?

─El apoyo entre nosotros: como es un rodaje a través de los años, los actores se casan, se divorcian, tienen hijos, pierden a seres queridos. Y como sea, de alguna manera estamos ahí y nos escuchamos entre nosotros. También ves cómo florecen las carreras, como crecen los actores y actrices. Es muy hermoso.

La saga Avengers tuvo su primera película en 2012. Este año sale la tercera, en 2019 la última. (Marvel Studios)

La saga Avengers tuvo su primera película en 2012. Este año sale la tercera, en 2019 la última. (Marvel Studios)

─¿Quién es tu favorito en el set?

─Es muy difícil de responder. Quiero mucho a Chris Hemsworth(Thor) por la química que construimos en Ragnarok, pero Don Cheadle es genial también. Scarlett es una amiga de hace mucho tiempo, la adoro. Con Robert Downey Jr. tuve una relación muy cercana al principio, los dos veníamos del cine independiente y él se fue convirtiendo en su mejor versión de sí mismo.

En “Thor: Ragnarok” Mark Ruffalo y Chris Hemsworth forjaron una amistad que se ve reflejada en el film. (Marvel Studios)

─¿Qué pueden esperar los fans de Infinity War?

─Va a ser shockeante. Es grande como ninguna otra película: los personajes que chocan en este mundo son impresionantes, la tecnología involucrada es revolucionaria, está en un punto en el cual la conexión entre Thanos, el antagonista, y Josh Brolin, que lo interpreta es impecable. Cuando ves a Thanos no ves a un personaje animado, ves a una criatura. Y eso es perturbador, para morirse de miedo. Eso sí, mucha gente va a estar molesta, incómoda.

─¿Molesta?

─Sí, creo que es la palabra para describirla… ¿Dije mucho? No se preocupen, a fin de cuentas los fans van a estar extasiados, completamente satisfechos. Cierra todo: la historia es buena, los personajes, el pathos, el drama, hasta el humor. Siempre hay humor en estas películas.

─Al fin y al cabo, son adultos disfrazados.

─¡Claro! No tenemos otra opción: manejar las cosas que nos pasan en el filme con humor. Es parte de la clave de todas estas películas.

Del indie al blockbuster

“¿Cómo llegamos hasta acá?”, le preguntó Ruffalo a su amiga Scarlett Johansson por lo bajo mientras daban una conferencia de prensa en 2014.

Casado con la actriz francesa Sunrise Coigney, tiene 50 años tres hijos (Keene, Bella y Odette). Tuvo un tumor cerebralbenigno en 2002 que le dejó la mitad de la cara paralizada durante un año entero.

En “Spotlight”, ganadora del Oscar de 2016.

 

Hizo el personaje de Hulk en 2012 para la primera Avengers con Andy Serkis (Gollum en El Señor de los Anillos y Snoke, de las últimas de Star Wars). Actualmente trabaja en una película con el director chileno Pablo Larraín (The True American) y en otra sobre periodismo (Newsflash).

Al principio le costaba mucho hacer el personaje: tenía que grabar los gestos de la cara por un lado y los movimientos corporales por otro.

“El Hulk de 2012 se hizo por separado: Mark grababa las caras por un lado y el cuerpo por el otro, entonces se tenía que acordar de lo que había hecho antes para poder reproducirlo”, explicó a Clarín en México, Victoria Alonso, la argentina aliada de los superhéores en Hollywood. Ruffalo mismo caracterizó como poco natural a ese tipo de actuación.

En 2018, las cosas cambiaron. “Ahora es mucho más simple la captura de esa información para crear la animación, con la idea de hacer lo que el personaje quiere, y se puede hacer todo junto”, cuenta Alonso.

Ruffalo se define como un solitario, y como “un tipo con un ADN más bien depresivo“. “De alguna manera, todas las decisiones que fui tomando, y ya no sólo como actor sino también como padre, como amante, como artista, están operando en la actualidad. Son parte de esta experiencia como artista. Precisamente en Hulk hay mucha imaginación en juego, por eso digo que todo esto influye. Creo que hay una trampa de llevar todo al plano personal, a la experiencia personal, en lugar de expandirte a toda esas experiencias. Sea de manera consciente o no, están ahí, en toda mi vida”, contó a Clarín.

Es conocida su resistencia, en un principio, a verse a sí mismo como un vengador: “Nunca me imaginé como un superhéroe. Nunca me ví a mí mismo con una película de estudio, de hecho. Y estar en algo tan grande fue muy raro, yo no caía. Le decía al director que se había equivocado de persona“.

Junto a Benedict Cumberbatch, Robert Downey Jr., y Benedict Wong, en una escena de Infinity War. (Marvel Studios)

Junto a Benedict Cumberbatch, Robert Downey Jr., y Benedict Wong, en una escena de Infinity War. (Marvel Studios)

 

Pero hubo una persona clave en todo esto: “Robert Downey Jr.me guió bastante. A mí me gusta considerarme en el mismo mundo de él, los dos somos actores más bien indie, sin el estilo típico de Hollywood, y a mí me había gustado mucho el papel que había hecho con Iron Man. Y me acuerdo que con Hulk me decía ‘tranquilo, lo tenemos, nos vamos a divertir, podemos hacerlo'”, recordó.

Identificado a sí mismo como un actor más del cine independiente, por fuera del star system, el actor conserva aún hoy un espíritu amateur.

Entre aquellos recordados ataques de ira, no de Bruce Banner ni de Hulk sino de Mark Ruffalo, hizo 800 audiciones en su vida antes de empezar a trabajar como actor.

Artículo original, en Clarín

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s