Thronebreaker: una gran historia de The Witcher a puro Gwent

Men of the north, you stand at the precipice!

Publicado en OnlyGames

Todos esperamos The Witcher 4. Pero sabemos que, en lo inmediato, es bastante poco probable que suceda.

Para calmar las ansias que nos dejó aquel universo fantástico creado por el polaco Andrzej Sapkowski y materializado por CD Projekt RED, tenemos ahora un juego de 30 horas de historia muy bien contada a puras barajas de Gwent: Thronebreaker es una gran apuesta narrativa del universo de The Witcher.

Es un RPG con derecho propio, un poco adictivo. Y se ve espectacular.

Como es sabido, todo gira en torno al juego de cartas inventado para The Witcher 3: The Wild Hunt, la tercera y exitosa entrega de la franquicia de uno de los juegos más aclamados de la historia.

¿Y qué con esto? ¿Te tiene que gustar Gwent para disfrutarlo? Sí y no.

Si te gusta Gwent, sin dudas te vas a enganchar. Y si no tocaste ni una partida de este juego de naipes en todo The Witcher 3, es una invitación a jugarlo: la historia, los gráficos “dibujados” y la arquitectura isométrica del juego son una verdadera delicia.

[perfectpullquote align=”full” bordertop=”false” cite=”” link=”” color=”#079c17″ class=”” size=””]Thronebreaker tiene unas 30 horas de juego y 75 side quests[/perfectpullquote]

Hay más razones para jugarlo. La narrativa, una vez más, es impecable. La música es una serie de leitmotivs de Marcin Przybyłowicz, a quien ya conocemos de The Witcher. Y porque los gráficos son absolutamente hermosos.

Las villas, muy bien construidas

Las villas, muy bien construidas

Thronebreaker mantiene el espíritu de la franquicia no sólo por ser una historia en el universo que creó Sapkowski: también tendremos que lidiar con la insoportable idea de que nuestras decisiones tienen consecuencias. Que siempre podremos elegir. Y hacernos cargo de ello.

Sin más, acá está lo mejor, lo peor y el veredicto final. Pero desde ya anticipamos esto: lo que comenzó como una idea de un juego de Gwent se ganó sin lugar a dudas el lugar de un RPG autónomo.

Historia y narrativa: un trabajo a la carta de CD Projekt

Otra historia situada en el universo de The Witcher. Otra vez nilfgaardianos, hombres del norte y guerras. También ladrones y… monstruos.

Pero esta vez Meve es la que lleva adelante la historia, reina de Liria y Rivia. El año es 1267.

El caos en los reinos del norte

El caos en los reinos del norte

Así explica su historia el Wiki de The Witcher:

[perfectpullquote align=”full” bordertop=”false” cite=”Wiki The Witcher” link=”” color=”#079c17″ class=”” size=””] Meve es la reina de Lyria y Rivia. Es viuda y tiene al menos dos hijos, de los cuales no tiene una opinión buena. Ella era conocida por su sabiduría y belleza, pero luego una batalla le dejó la cara con heridas, que terminaron siendo deformadoras cicatrices. Fue ella quien armó caballero a Geralt por su valor en la batalla por el Puente en Yaruga y le concedió el derecho a ser conocido como Geralt de Rivia. Después de la muerte de la reina Calanthe, Meve era la única mujer gobernante en los Reinos del Norte. Después de la guerra contra el Imperio Nilfgaardiano, fue una de las negociadoras del tratado de paz. [/perfectpullquote]

Meve es un personaje muy carismático, e ir conociéndola genera una sensación de querer cada vez un poco más. Enfrenta una invasión que parece imposible de evitar, mientras los Reinos del Norte y el Imperio Nilfgaardiano continúan teniendo más y más poder.

[perfectpullquote align=”full” bordertop=”false” cite=”” link=”” color=”#079c17″ class=”” size=””]Hay guiños a la franquicia. Línea de diálogo: “Agh… That stench!”, ¿les suena?[/perfectpullquote]

Meve se muestra enigmática desde un principio: firme en sus decisiones, pero fraternal con quienes la escoltan y sus súbditos.

¿O no?

Acá es donde el juego pule el decison making como todo juego de rol: está en el videojugador elegir un estilo u otro. Es un clásico de los juegos de rol, pero una perla donde The Witcher se destacó.

[perfectpullquote align=”full” bordertop=”false” cite=”Geralt de Rivia” link=”” color=”#079c17″ class=”” size=””]“Si tuviese que elegir entre un mal u otro, preferiría no elegir”[/perfectpullquote]

Para los que no están familiarizados: esto puede llegar a ser terrible

Para los que no están familiarizados: esto puede llegar a ser terrible más adelante

Para decirlo de manera simple: el juego se ve como si nos estuvieran leyendo un libro. Pero con actores, buena música y sonidos contextuales de fondo. Es una experiencia inmersiva.

La forma de narrativa del juego Lo primero que vemos en el juego es algo que nos hará recordar muchísimo a la narración histórica de la saga de The Witcher, donde Dandelion cuenta en off los sucesos de los Reinos del Norte y Geralt de Rivia. Así:

Meve es un personaje muy trabajado que denota la estrategia de construcción del personaje antes que de plot twists. Así trabaja CD Projekt (eso está contado en uno de los documentales de la serie de No Clip): con personajes complejos que te llevan de la mano por la historia.

No con una historia que necesita de personajes para funcionar. 

El gameplay: un RPG isométrico con batallas a pura baraja

Hay algo muy importante: la manera en que historia y gameplay se combinan es orgánica. El pasaje de la exploración a la batalla de cartas es natural. Punto a favor.

La exploración es con mouse y teclado o joystick, aunque por las batallas de Gwent se hace más cómodo con la primera opción.

El juego, naturalmente, obliga a conocer más a fondo Gwent para aquellos que lo hayan pasado de largo en el juego principal, The Witcher 3, donde era un juego dentro de un juego.

Una de las primeras batallas: veníamos bien pero tuvimos que dejar pasar el segundo round

Una de las primeras batallas: veníamos bien pero tuvimos que dejar pasar el segundo round

En este caso presenta una diferencia: tiene 2 líneas de posicionamiento y no 3 como era en The Wild Hunt.

Para saber qué es y cómo se juega Gwent, clic acá. De todos modos, está explicado en el tutorial del juego.

Como sea, Thronebreaker tiene tres niveles de dificultar: el más fácil permite saltear ciertas batallas. Esto está pensado para cubrir el espectro de jugadores que compran cualquier juego relacionado a The Witcher, pero no tienen muchas ganas de entender demasiado de un juego de naipes.

El nivel más accesible permite saltear batallas

El nivel más accesible permite saltear batallas

Toda esta propuesta tiene un corolario: Thronebreaker acerca a los fans de la franquicia al RPG isométrico estilo Pillars of Eternity: una buena puerta de entrada a un mundo que tiene muchísimos títulos y muy interesantes. Todo esto si consideramos que los seguidores de Geralt están más acostumbrados a la acción que la estrategia.

Para los que todavía no lo vieron, así funciona el juego y las batallas (gameplay oficial publicado por CD Projekt RED).

Como se puede ver hay algo clave: las animaciones, los diálogos y la música hacen que Gwent sea muchísimo más entretenido y llamativo que en The Wild Hunt. Buena vuelta de tuerca.

Si se pierde una batalla, se puede volver a pelear o ir al último checkpoint. Esto es para volver a armar el mazo de cartas con el que se va a la guerra que, en el contexto del juego, es el ejército de Meve. Allí se verá si es una buena estratega o no.

A lo largo del juego hay cartas escritas que contextualizan la historia: como antes, no necesariamente son clave para resolver side quests o la historia, sino para enriquecer el mundo que habitamos.

Una carta encontrada en un cadáver: un recurso típico de The Witcher

Una carta encontrada en un cadáver: un recurso típico de The Witcher

Música, diálogos y cartas de autor: un trabajo clave

Hay tres complementos exquisitos que hacen del juego una rica experiencia. La música, compuesta por Marcin Przybyłowicz, el mismo que hizo la de The Witcher, es realmente hermosa.

El trabajo de Przybyłowicz es impecable. Vale la pena jugarlo a todo volúmen.

Segundo: los diálogos, a diferencia de los otros juegos, no spoilean. Como se ve en el video anterior, van apareciendo a medida que hablan los personajes (por supuesto esto se puede saltear, para jugadores ansiosos o que jueguen el juego por segunda vez).

Los leitmotivs de la franquicia de The Witcher se entrelazan en nuevas composiciones.

Y tercero, el trabajo de las cartas. Tienen autores, incluso, ya que tienen un trabajo en dibujo que son verdaderas obras de arte.

Las cartas más importantes tienen su ilustrador

Las cartas más importantes tienen su ilustrador

Conclusiones

Thronebreaker es una apuesta por fortalecer Gwent. Pero termina siendo un RPG autónomo, con derecho propio.

El ecosistema Witcher va a ayudar incluso a aquellos no tan amigados con las barajas. La realidad es que la música y los personajes logran lo que todo desarrollador de videojuegos quiere: la inmersión.

El juego es, insistimos, hermoso. Y la narrativa es una de las claves.

El mapa, simple pero trabajado en detalles

El mapa, simple pero trabajado en detalles

Quizás la única desventaja es que, para ser honestos, si nunca te engancharon los juegos de cartas, es difícil que le agarres la mano. O que te atrape.

Pero si te gustan este tipo de juegos, no te va a decepcionar.

Y si nunca te interesaron pero sos fan de The Witcher, hay una muy buena historia (y nueva) que te vas a estar perdiendo.

[review]

[envira-gallery id=”7570″]

Thronebreaker: The Witcher Tales sale el próximo martes 23 de octubre en PC. Cuesta 30 dólares y se distribuye por GOG, la plataforma de CD Projekt RED. Saldrá en Xbox y PS4 pero aún no hay fecha oficial.

Reseñado en PC. El juego fue cedido por CD Projekt RED a OnlyGames para uso de prensa.

Artículo original, en OnlyGames

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s