Nintendo Switch: el salvavidas que podría rescatar a la compañía japonesa de videojuegos

Nintendo Switch: el salvavidas que podría rescatar a la compañía japonesa de videojuegosNintendo tendrá una gran semana. En un mercado que le ha negado protagonismo durante los últimos años, presentará lo que podría llegar a ser una revolución en el mundo de los videojuegos. Switch, un híbrido entre consola hogareña y portátil que, desde que fue anunciada, despertó tantas expectativas como dudas.

La propuesta de jugar en casa y llevarla a cualquier lado suena atractiva, pero esto plantea algunos desafíos tecnológicos que podrían ponerla contra las cuerdas. O que podrían sacar a relucir, una vez más, una capacidad histórica de la compañía: la de innovar y marcarle el sendero a la competencia.

Una de las dudas más grandes tiene que ver con los juegos. Sucede que el antecedente de consola hogareña para Nintendo es la desafortunada Wii U. La consola, lanzada en 2012, fue un fracaso en ventas (13 millones, cuando el promedo de ventas de las Nintendo va de los 40 a los 100 millones). A pesar de que tuvo grandes juegos de franquicias propias (Mario Bros, The Legend of Zelda, Star Fox, Mario Kart), las desarrolladoras externas (llamadas “third parties”) no adaptaban sus juegos a Wii U. De hecho, populares juegos deportivos en Argentina como FIFA y PES nunca tuvieron sus últimas versiones en la consola.

Pero los vientos podrían cambiar con la Switch: reconocidas empresas como Ubisoft, Warner, Square Enix, Konami, Activison, Sega, EA y Capcom anunciaron que apoyarán a la consola. Y habrá muchos juegos en Unreal Engine 4 (herramienta de desarrollo en la que operan exitosas franquicias).

Sin embargo, hay una cuestión más de fondo, que tiene que ver con el público. ¿A dónde está apuntando Nintendo? ¿Al videojugador consagrado o al ocasional? “Switch ocupa un lugar raro, porque casi que está tratando de dominar un lugar que tienen los móviles, los celulares, que es el de ser portable. Las experiencias mobile son cortas, breves, y diseñadas para que se puedan jugar en movimiento, y lo que la Switch va a traer es el mismo juego que estás jugando en tu casa, en el colectivo. Con lo cual, no sé si esas experiencias de juego van a ser compatibles con la movilidad”, plantea a Clarín Santiago Figueroa, jefe de redacción del sitio Irrompibles, especializado en videojuegos.

Nintendo Switch: el salvavidas que podría rescatar a la compañía japonesa de videojuegos

Switch, la nueva consola de Nintendo. consola de videojuegos portatil de nintendo SWITCH videojuegos consolas

Continuar leyendo

Advertisements

Ron “Foots” Kynes: el artista que tiene su propia escalera al cielo en Islas Caimán

Ron “Foots” Kynes: el artista que tiene su propia escalera al cielo en Islas Caimán

Publicado en Clarín.com

Vive aislado, pero en contacto con todos los pobladores de Cayman Brac, una de las tres islas que componen a las Caimán. Su casa, rodeada de esculturas, pinturas y creaciones artísticas, está llena de referencias a Led Zeppelin. Desde la entrada se aprecia al ermitaño del cuarto disco de la banda, aquel que sostiene una linterna. Y apenas se entra, se lo puede ver trabajando en alguna pieza de arte: Ron Kynes, apodado “Foots” por sus enormes pies, es un artista alemán criado en Estados Unidos que vive en la pequeña isla del Caribe. Un hospitalario anfitrión que abre la puerta a quienes quieran visitarlo, y los lleva a una escalera al cielo que él mismo construyó: un altillo donde siempre suena Led Zeppelin.

Ron “Foots” Kynes: el artista que tiene su propia escalera al cielo en Islas Caimán

La entrada de la casa de Ron Foot Kynes | Juan Brodersen

“A Foots lo conocen todos en la isla. Es un gran amigo, aunque ha causado alguna que otra controversia”, cuenta a Clarín Viajes Keino, un guía de turismo que entra en la casa de Kynes como si fuese la suya. Sucede que en mayo del 2015, un grupo de vecinos quemó una obra de Foots por considerarla ofensiva. Se trataba de una escultura en cuya base se leía “El trono de Mefistófeles”, según Kynes una “representación del folclore alemán”, en referencia al Fausto de Goethe, el poeta y dramaturgo alemán. Para muchos vecinos de Brac, de mayoría cristiana, se trataba de “una adoración al demonio”, la cual consideraban ofensiva. “Es como yo veo a la oscuridad del mundo de hoy”, había explicado Foots. Aunque sus vecinos no escucharon razones.

Continuar leyendo

Islas Caimán, el Caribe intensamente turquesa

Islas Caimán, el Caribe intensamente turquesa

Publicado en Clarín.com

El 10 de mayo de 1503, cuando Cristóbal Colón hacía su cuarto viaje a América y el lejano continente aún no era, para los ojos europeos, mucho más que unos puntos perdidos en el mar Caribe, se encontró con las pequeñas Islas Caimán (Cayman Islands). Aparecían junto a Jamaica como un estratégico pedazo de tierra entre el continente y las islas más grandes como Cuba o La Española, que comparten Haití y República Dominicana.

Islas Caimán, el Caribe intensamente turquesa

 

Hoy muchos de los viajeros que llegan hasta aquí lo hacen por el mismo medio –en barco (también se llega en avión)–, aunque con todas las comodidades y lujos que no tenían los antiguos navegantes: varios cruceros turísticos hacen escala en George Town, capital y puerto principal de las tres islas –Grand Cayman, Little Cayman y Cayman Brac– que componen Islas Caimán.

 

Constituidas como territorio no autónomo dependiente de la corona británica, esta porción de tierra de apenas 264 km2 enclavada al sur de Cuba y al oeste de Jamaica, tiene su propia gobernadora, pero la soberanía de las islas pertenece a Gran Bretaña. Se trata de un caso más en la mira del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, a pesar de que en la isla no hay fuertes movimientos independentistas.

Islas Caimán, el Caribe intensamente turquesa

Grand Cayman, la más “grande” de las tres (se la ve pequeñísima en el mapa comparada con otras islas vecinas) tiene unos 50.000 habitantes, mientras que Brac tiene 2.000 y Little tiene sólo unos 200 habitantes.

Continuar leyendo

Denuncian que desde que asumió Macri hubo “récord absoluto” de violencia institucional

El presidente Macri junto a Patricia Bullrich y otros funcionarios. (DYN / PRESIDENCIA)

Publicado en Clarín.com

La Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) denunció que desde su llegada al Poder Ejecutivo Nacional, el macrismo dejó un saldo de 259 muertes por violencia institucional. Estos incluyen casos de gatillo fácil, muertes de personas detenidas y desapariciones forzadas, que son las principales modalidades que encabezan la lista confeccionada a partir del informe anual de la situación represiva nacional 2016. El saldo da un promedio de un muerto cada 25 horas.

“Esta cifra es un récord absoluto, teniendo en cuenta en qué lapso tan breve se produjo esta modificación. Si se miran los números de los 12 años del kirchnerismo, donde hubo un crecimiento importante, recién hubo un incremento fuerte a partir de 2008 para llegar al promedio de una muerte cada 28 horas”, explicó a Clarín María del Carmen Verdú, referente de Correpi. “Al kirchnerismo le tomó unos cuantos años desplegar su aparato represivo. Acá hablamos de 10 meses y medio, es un salto cualitativamente muy importante”, explica. El informe tiene en cuenta desde el 10 de diciembre de 2015 hasta los primeros días de noviembre de 2016.

Cantidad de casos acumulados desde 1983 y casos por cada año | Correpi

Cantidad de casos acumulados desde 1983 y casos por cada año | Correpi

Verdú, quien lleva adelante defensas y querellas en casos de violencia institucional (fue la abogada querellante en el juicio por el asesinato de Mariano Ferreyra), interpreta que “el kirchnerismo le dejó al macrismo una base muy sólida sobre la cual apoyarse para la represión: leyes antiterroristas, reformas a todas las normas que integran el sistema penal -tanto procesal como de fondo- y un cierto tipo de manejo de las fuerzas de seguridad con todas las modificaciones internas y estructurales, en fin, una base firme y sólida sobre la cual se puede ir por más represión”.

Continuar leyendo

Macri presidente: un año, diez libros sobre su gestión

Los libros sobre Mauricio Macri.

Publicado en Clarín.com

Los principales jugadores de la industria editorial tuvieron un buen año con Mauricio Macri al frente del Gobierno nacional: al menos 10 libros sobre su historia, su figura y su rol como Presidente de la Argentina fueron publicados durante 2016. Algunos hicieron más hincapié en su historia personal, otros en las medidas tomadas desde que se sentó en el sillón de Rivadavia hace un año, y otros profundizaron en su forma de hacer política como líder de un partido nuevo en el país: Cambiemos.

Entre los más destacados, el único oficial es el de Hernán Iglesias Illia, periodista y escritor, actual coordinador de Comunicación Estratégica (Jefatura de Gabinete), quien retrató en “Cambiamos” el camino que llevó a Mauricio Macri a la Presidencia de la Nación. “Es un diario de la campaña de 2015. Eso define su género y su estructura. Y un efecto raro: a medida que pasan los meses, el lector sabe más sobre lo que va a pasar que el narrador. Eso, supongo, lo distingue bastante de los libros escritos post-mortem, en los que el narrador es emperador y puede someter a sus lectores”, explicó a Clarín el escritor.

Como el “biógrafo” de la campaña que transformó a Macri de jefe de Gobierno porteño a Presidente, como aquel que vio de qué manera se gestó durante varios meses, Illia leyó sólo dos libros sobre Macri. Y ambos, del año pasado: Mundo Pro (Vommaro – Morresi – Bellotti) y El Pibe, de Gabriela Cerruti (reeditado en plena campaña de 2015, originalmente publicado en 2010): “El de Cerruti es un libro de activismo político, escrito en una versión zonza y superficial del periodismo de denuncia, pero tiene una idea interesante: que el presidente es más Blanco Villegas (su familia materna) que Macri. A Mundo PRO le entré por varios lados pero nunca logré engancharme. De los recientes no leí ninguno, pero me intriga el de Zuleta”, contó Iglesias Illia.

Con distintos enfoques, pero siempre con una suerte de “grieta” presente que divide a los más amigables con Macri con los más críticos, estas son las 10 publicaciones editoriales más destacadas de 2016.

Continuar leyendo

La marcha, el escudo y el bombo: una historia de los símbolos peronistas

Camino a la cancha de Boca con los bombos, tambores y zambombas de la murga «El Pirata y sus chicos» | Semanario Argentino, 1954, AGN T204 b (Referencia; Alex Galarza)

Los gráficos peronistas
Todos unidos triunfaremos
Y al mismo tiempo daremos,
Un hurra de corazón Viva Perón,
Por ese gran argentino
Que supo conquistar
A la gran masa del pueblo
Combatiendo al capital

El comienzo de la primera estrofa no trae un error. Se trata, más bien, de una apropiación que Hugo del Carril hizo de las estrofas que los gráficos habían hecho para su gremio, y que terminó por constituirse en la tradicional marcha peronista. Una más, dentro de las que se realizaron en ese vasto universo que es la simbología que encierra el peronismo: junto al bombo y el escudo, la marcha es uno de los tres elementos que se ha insertado con tanta fuerza en la cultura nacional al punto de trascender el espacio específico de la política.

Ezequiel Adamovsky, doctor en Historia (University College London) e investigador del Conicet, editó junto al profesor Esteban Buch (Altos Estudios en Ciencias Sociales de París) una investigación con tres ensayos que analizan en profundidad estos símbolos del peronismo. Se trata de una perspectiva histórico-sociológica donde los autores diseccionan los sentidos de la marcha peronista, el bombo y el escudo: “La simbología del peronismo no fue pensada como un todo orgánico, sino que se fue armando con el tiempo, y en ese proceso el impacto relativo de cada uno fue fluctuando. Cuando la marcha apareció, el escudo hacía varios años que estaba en todos lados, y su poder emblemático era mayor”, explica Esteban Buch a Clarín.

El escudo argentino y el escudo peronista (en su diseño más habitual)

El escudo argentino y el escudo peronista (en su diseño más habitual)

Los símbolos aparecen en el libro como una parte importante de la vida política. Desde las escarapelas y los cánticos de la época de la independencia, pasando por las boinas blancas del radicalismo hasta los emblemas peronistas, la hipótesis de trabajo de Adamovsky y Buch es que es difícil encontrar una época de la Argentina sin símbolos. Y que la relevancia del tema reviste un costado histórico: “En perspectiva, la marcha probablemente dominó las representaciones del peronismo, entre otras cosas porque además de ser un símbolo también es un relato. Pero ante las cacerolas el bombo pareció suscitar más emociones que cualquier otro emblema”, explica Buch, en un ejemplo de la imbricación entre los hechos y los símbolos.

Y aparecen también como lo que ha logrado hilvanar a figuras como la de su fundador, Juan Domingo Perón, de Evita, de Menem y los Kirchner, en un mismo conjunto aún discutido por analistas e historiadores. Pero a los que si algo los ha puesto del mismo lado, más allá de sus consensos y disensos, eso ha la conjunción de estos tres elementos.

Aquí, un repaso por los emblemas del justicialismo que los autores analizan en “La Marchita, el escudo y el bombo” (Planeta | 386 páginas | 349 pesos)  en el día de la militancia peronista.

Continuar leyendo

Cruces y polémica por la reducción del presupuesto para el Ministerio de Ciencia

Lino Barañao, ministro de Ciencia y Técnica | Germán García

Publicado en Clarín.com

El proyecto del presupuesto 2017 planea una reducción histórica para el Ministerio de Ciencia y Tecnología (MINCYT) en relación a lo que se invirtió durante los últimos 7 años. Algunos especialistas hablan de un recorte histórico, ya que la fracción del gasto total asignado para esa cartera varió entre el 0,7 y el 0,8% del presupuesto entre 2009 y 2015, en 2016 ya fue reducida al 0,65%, y para 2017 el Gobierno tiene pensado llevarlo a un 0.59%, el número más bajo para esta cartera desde su creación a fines de 2007. Esto representa casi unos 6 mil millones de pesos menos que en 2015, y unos 14 mil millones menos que en 2014. En el Gobierno sostienen, sin embargo, que en relación al presupuesto general, “la ciencia no está en una situación de riesgo”.

Continuar leyendo