Ron “Foots” Kynes: el artista que tiene su propia escalera al cielo en Islas Caimán

Ron “Foots” Kynes: el artista que tiene su propia escalera al cielo en Islas Caimán

Publicado en Clarín.com

Vive aislado, pero en contacto con todos los pobladores de Cayman Brac, una de las tres islas que componen a las Caimán. Su casa, rodeada de esculturas, pinturas y creaciones artísticas, está llena de referencias a Led Zeppelin. Desde la entrada se aprecia al ermitaño del cuarto disco de la banda, aquel que sostiene una linterna. Y apenas se entra, se lo puede ver trabajando en alguna pieza de arte: Ron Kynes, apodado “Foots” por sus enormes pies, es un artista alemán criado en Estados Unidos que vive en la pequeña isla del Caribe. Un hospitalario anfitrión que abre la puerta a quienes quieran visitarlo, y los lleva a una escalera al cielo que él mismo construyó: un altillo donde siempre suena Led Zeppelin.

Ron “Foots” Kynes: el artista que tiene su propia escalera al cielo en Islas Caimán

La entrada de la casa de Ron Foot Kynes | Juan Brodersen

“A Foots lo conocen todos en la isla. Es un gran amigo, aunque ha causado alguna que otra controversia”, cuenta a Clarín Viajes Keino, un guía de turismo que entra en la casa de Kynes como si fuese la suya. Sucede que en mayo del 2015, un grupo de vecinos quemó una obra de Foots por considerarla ofensiva. Se trataba de una escultura en cuya base se leía “El trono de Mefistófeles”, según Kynes una “representación del folclore alemán”, en referencia al Fausto de Goethe, el poeta y dramaturgo alemán. Para muchos vecinos de Brac, de mayoría cristiana, se trataba de “una adoración al demonio”, la cual consideraban ofensiva. “Es como yo veo a la oscuridad del mundo de hoy”, había explicado Foots. Aunque sus vecinos no escucharon razones.

Continuar leyendo

Islas Caimán, el Caribe intensamente turquesa

Islas Caimán, el Caribe intensamente turquesa

Publicado en Clarín.com

El 10 de mayo de 1503, cuando Cristóbal Colón hacía su cuarto viaje a América y el lejano continente aún no era, para los ojos europeos, mucho más que unos puntos perdidos en el mar Caribe, se encontró con las pequeñas Islas Caimán (Cayman Islands). Aparecían junto a Jamaica como un estratégico pedazo de tierra entre el continente y las islas más grandes como Cuba o La Española, que comparten Haití y República Dominicana.

Islas Caimán, el Caribe intensamente turquesa

 

Hoy muchos de los viajeros que llegan hasta aquí lo hacen por el mismo medio –en barco (también se llega en avión)–, aunque con todas las comodidades y lujos que no tenían los antiguos navegantes: varios cruceros turísticos hacen escala en George Town, capital y puerto principal de las tres islas –Grand Cayman, Little Cayman y Cayman Brac– que componen Islas Caimán.

 

Constituidas como territorio no autónomo dependiente de la corona británica, esta porción de tierra de apenas 264 km2 enclavada al sur de Cuba y al oeste de Jamaica, tiene su propia gobernadora, pero la soberanía de las islas pertenece a Gran Bretaña. Se trata de un caso más en la mira del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, a pesar de que en la isla no hay fuertes movimientos independentistas.

Islas Caimán, el Caribe intensamente turquesa

Grand Cayman, la más “grande” de las tres (se la ve pequeñísima en el mapa comparada con otras islas vecinas) tiene unos 50.000 habitantes, mientras que Brac tiene 2.000 y Little tiene sólo unos 200 habitantes.

Continuar leyendo