Sarmiento, protagonista de la primera grieta de la historia argentina

El gaucho Martín Fierro.

Publicado en Clarín

“¿Qué habría pasado si en vez de elegir el Martín Fierro de José Hernández como nuestro libro nacional hubiésemos elegido el Facundo de Sarmiento? ¿Habría tomado otro curso la historia?” Con estas preguntas, Carlos Gamerro retrotrae el debate sobre el libro que mejor representa a los argentinos, una herida jamás cerrada para el narcisismo literario nacional. La discusión, que tuvo su punto más alto luego de los festejos del centenario, coronó en 1913 al Martín Fierro, y dejó al Facundo en un segundo lugar. La barbarie, pues, le arrebató para muchos los sueños civilizatorios a la Generación del 37.

En una revisión de esta famosa antinomia, la de civilización-barbarie, el novelista y ensayista expone por qué las tensiones entre uno y otro modelo de país han funcionado para explicar no sólo la literatura nacional, sino también los éxitos y fracasos de la Argentina: “Se trata también de ver cómo se leen ciertos textos y, sobre todo textos fundantes de la realidad: porque es sobre todo en estas lecturas que podemos medir cómo han impactado en nuestra realidad”, explica a Clarín.

Gamerro, quien es especialista en el Ulises de Joyce -publicó una extraordinaria guía de lectura de este clásico de la literatura universal, un verdadero microcosmos-, también se aventuró en las letras argentinas y llevó las dicotomías a su máxima tensión. En las páginas de “Facundo o Martín Fierro: los libros que inventaron la Argentina” (Sudamericana, 279 pesos) hay no sólo un repaso de los principales enfrentamientos entre Sarmiento y Rosas, sino una puntillosa genealogía de lo que la obra de José Hernández deja ver en sus versos. El libro termina siendo una guía para comprender los debates literarios, de la mano de las plumas más ilustres que la Argentina supo dar. Pero también es un mapa de la argentina del siglo XIX y del XX.

Aquí, el autor cuenta su propuesta. “Desde Esteban Echeverría y Lucio V. Mansilla hasta Julio Cortázar, Roberto Arlt, Manuel Puig, Juan José Saer y Rodolfo Fogwill”, Gamerro pone sobre la mesa la identidad nacional a partir de los textos canónicos que la definieron.

Continuar leyendo